Reseña de Don Quijote de Nureyev

El colorido, virtuosismo, pasos a contratiempo y mayor cantidad en el tempi y más…el estilo Nureyev

(Por Valeria N. Bula)

Abanicos, guitarras, toreros, toros, plaza de toros, son de los elementos de los que se sirve el coreógrafo, Rudolf Nureyev para crear su Don Quijote, y lo que en el original, la de Marius Petipa, estos elementos quizás lo portaba un bailarín o una bailarina principal aquí es todo el cuerpo de baile que lo lleva para enfatizar y hacer vistoso y con más carácter la escena.  Todos bailan al unísono, amplificando el efecto, la presencia y la presión de los personajes por sobre la historia. La acción de la plaza de toros y lo que allí sucede parece atravesar la obra de Nureyev, la pesadez, la ansiedad, la demasía, el encuentro de dos cuerpos, uno hombre, otro toro que se juegan, sobre todo el toro (quien no sabe que sucede allí ni por qué está allí) su vida. Toda esta sensación y emociones cargadas se ven presentes en la obra de Nureyev, multiplicándo los elementos típicos, los vuelve surreal tal un cuadro de Dalí, y hasta caricaturesco, como en un ensoñación que no se sabe si es el consciente o inconsciente que se hacen lugar, este tipo de efectos ya los vimos en la escena de los padres usando grandes máscaras y cabezas en su Cascanueces por ejemplo, pero aquí de una manera más sutil. Asimismo, los varones aquí bailan más, están más en juego, se muestran, saltan, se lucen.

El reparto del 9 de abril, día que fui a ver esta obra, estuvo conformado por una desenvuelta Valentine Colasante, un virtuoso y brillante, Paul Marque, Arthus Raveau como Espada, la danseuse de la rue, Célia Druouy, Don Quichotte con Yan Chailloux, quien había venido a la Argentina hace ya unos años para bailar Bella Durmiente del bosque en el Teatro de La Plata con el ballet del mismo teatro, junto a la que en ese entonces era Première Danseuse, Ludmila Pagliero. A Sancho Panza, lo interpretó el gracioso Baptiste Beniere, Cyril Chokroun como Gamache, Mathieu Contat como Lorenzo, el padre de Kitri y el ballet de la Opéra de Paris. El director de orquesta, Gavriel Heine.

Se sabe que una de las características de los ballets de Nureyev es dar más protagonismo y más coreografías a los varones y es así como se presenta el primer acto de este Don Quijote creado el 6 de marzo de 1981 en el Palacio Garnier, previamente había coreografiado esta obra para la Ópera de Viena en 1966. Pero para la Opéra de París crea una nueva coreografía con escenografía y vestuario de Nicholas Georgiadis, inspirados del imaginario fantasmagórico de los dibujos de Gustave Doré. Para Basilio utiliza los tics, como él los llama, que son las baterías, raccourcis, demi rond de jambes, por ejemplo. Estos muestran su gusto por la complejidad particularmente visible en su última variación del acto 3 pero también en los pas de deux.  Los arreglos musicales los hizo junto a John Lanchbery basándose en la música original de Ludwig Minkus de 1869.

intro a la historia del ballet

Consideraba que “el bailarín no tiene que ser esclavo de la música”, Nureyev no duda en reapropiarse de la partitura y hace más lento los tempi, para proponer una nueva interpretación de una sección o un tiempo musical, lo imagina con la mayor cantidad de pasos posibles sin lugar al reposo. Algo muy característico de Nureyev: “el  tiempo musical no necesariamente tiene que ir a tiempo, aquí hay espacio para aprovechar y hacer tales o determinados pasos”. Se sabe que él ponía los pasos y las maneras que a él le gustaría realizar como bailarín.

Don Quijote es el primer ballet académico que Nureyev remonta integralmente para la Opera de Paris por invitación de Rosella Hightower entonces Directora de la Danza. Una gran parte de su trabajo se apoya sobre la versión de 1966, el prólogo es diferente al original, revisa la coreografía y presenta nueva puesta en escena. Las variaciones de Cupido y la Demoiselle de honor son rehechas.  De hecho, en la primer escena que está escenificada en una posada, vemos la aparición de un fraile de tipo franciscano algo picaresco, que es ni más ni menos en la versión de Nureyev,  Sancho Panza. Las mujeres en el primer acto son menos protagonistas mientras que los hombres tienen más lugar.

Paul Marque se destaca con sus grandes saltos y gran técnica de principio a fin de la obra. Y por supuesto en esta puesta de escena se lo puede disfrutar más porque así lo dice el libreto, aquí los varones se lucen y tienen más baile y pasos.  Es un primer acto adonde los abanicos salen a relucir, toda la compañía al unísono lo sacan y cobra así mucho protagonismo estos utensilios así como los toreros que van al ritmo de los pasos del toro y movimiento fiel a los toreros de Sevilla. Y así aquí se ve muy bien el estudio de Nureyev para con los movimientos de las plazas de toros porque los emplea y se ve el paso de relevé típico del torero a punto de asesinar al animal, este caso el toro, con el arma blanca en lo alto. Así los ocho bailarines como toreros, cada uno como con cuchillos en relevé en quinta, con chaquetas verdes intensa y la bailarina que hace los grandes saltos y pasa entre ellos como si fuera el toro a domar.

Y en seguida viene Don Quijote con Sancho Pancho (el fraile de marrón) y toca la trompeta y da un toque de humor porque no la sabría tocar tan bien, es algo desafinada con el permiso de Sancho Panza. Hay pasos que quedaron intactos de la obra original, tal es así la de la coreografías de las amigas de Kitri pero enseguida hacia mitad de la danza se ven los cambios y creaciones.

En el segundo acto las guitarras tienen mayor protagonismo, casi toda la compañía la utiliza. Nureyev preserva varias secuencias del Acto 1 de variaciones femeninas en particular la Reina de las Dryadas y Kitri/Dulcinea del Acto 2, el “suicidio” de Basilio y el Grand Pas del Acto 3 de Gorki. Sin embargo, recordemos que si bien Nureyev se cuida de preservar la herencia, él considera que quedarse fiel a una obra es “más una falta que una virtud”. Así agrega dos nuevos solos para Basilio, un pas de deux al claro de luna en el acto 2 y un pas de trois y las dos amigas en el Acto 3.

En 1869 marcado por su estadía en España a principios de los años de 1840 Marius Petipa crea con el compositor Ludwig Minkus su Don Kиhot (

Дон Кихот) en el Teatro Bolshoi de Moscú luego una versión renovada en 1871 en el Teatro Marinski de San Petersburgo.

Paul Marque en el programa de mano de Don Quijote presentado en la Ópera Bastille 2024.

En 1900 el maestro de Ballet Alexandre Gorski remodela la obra de Petipa en el Bolshoi, en 1902 en el Marinski. Inspirado por el método del juego de actores de Stanislavski da un rol privilegiado a la acción de los personajes del cuerpo de ballet.

En 2002 Don Quijote se estrena en la Opera de Paris con nueva producción con el vestuario de Elena Rivkina inspirados de los cuadros de Francisco de Goya y la escenografía de Alexandre Beliaev que concilian las imágenes de la España Gótica y mora del siglo XVIII y la de los realistas del siglo XIX según reza el programa de mano del ballet.

Don Quijote es un ballet con un prólogo y tres actos basado en la novela de Miguel de Cervantes de 1605 y 1615.

Datos importantes aparecidos en el programa de mano del 9 de abril de 2024 del Ballet Don Quijote de la Ópera de Paris:

-En 1605, publicación del primer tomo de Don Quijote de la mancha de Miguel de Cervantes y el segundo aparece en 1615. La novela es traducida por toda Europa e inspirará a más de 50 óperas y unos veinte ballets. Una primera traducción rusa de la novela es publicada en 1769 a partir de la versión francesa Don Quijote, percibido como el antihéroe popular deviene una referencia central para los escritores rusos de Pushkin a Gogol.

-De 1804 al 1814, las tropas napoleónicas pierden en la guerra contra España. Poco después mientras pierde su imperio colonial España deviene un lugar de predilección de los escritores viajeros del Romanticismo, fascinados por sus paisajes contrastados y sus costumbres locales.

-De 1838 al 1848, el Louvre abre una galería española donde son expuestos más de 400 cuadros. Muchas generaciones de pintores ven en la pintura española un aire nuevo permitiéndoles de emanciparse del ideal académico fundado en la Antigüedad y el Renacimiento italiano.

Los artistas saludando al público en la Opera Bastille

Escenas del saludo final. Don Quijote 2024.

Españolas de Don Quijote.

Afiche promoción de Don Quijote de la Ópera de Paris.

Curso Nureyev
Contribuir con cafecito

Compartí esta historia!